AGENTE EXCLUSIVO ACCOM
AGENTE EXCLUSIVO ACCOM

Inicio / Blog / ¿Te sientes agotado en primavera? Descubre qué es la astenia primaveral y cómo superarla

¿Te sientes agotado en primavera? Descubre qué es la astenia primaveral y cómo superarla

Irene Abascal - Redactora de Salud

Índice de contenidos

    Los cambios climáticos, las variaciones horarias y los hábitos de vida característicos de la primavera, en ocasiones provocan sensaciones de cansancio, fatiga y debilidad. Esto es denominado astenia primaveral y, aunque en un inicio, no se considera preocupante, puede acabar ocasionando problemas más serios e incluso requerir atención médica si no se toman medidas para evitar su prolongación.

    ¿Qué es la astenia primaveral?

    La astenia primaveral es un trastorno adaptativo que padece un gran porcentaje de la población durante la transición del invierno a la primavera. Se trata de una sensación pasajera y subjetiva de cansancio, tanto físico como mental, que se relaciona con el inicio de esta estación. Generalmente no es un trastorno grave y suele desaparecer después de unos días o semanas, aunque en algunos casos puede durar más tiempo y requerir de tratamiento médico. En caso de ser una persona con tendencia a este trastorno, es recomendable contar con un seguro médico que permita acceder a los profesionales necesarios de forma recurrente durante esta época, como Adeslas Plena Total que carece de costes adicionales por uso.

    Causas de la astenia primaveral

    A pesar de que este síndrome primaveral carece de una causa orgánica definida, como ya se ha mencionado, se considera que está relacionado con el inicio de la primavera, especialmente si el calor se presenta demasiado pronto y va unido a oscilaciones de la presión atmosférica y de la humedad ambiental. En definitiva, se considera que la astenia primaveral se debe a una serie de factores ambientales:

    • El cambio de temperaturas
    • El aumento de las horas de luz
    • El cambio horario
    • Y, en consecuencia, la alteración de la rutina diaria (horarios de sueño y de comidas, aumento del tiempo de ocio…)

    Lo que provocan estos factores es la alteración de los ritmos circadianos acompañado de un cambio en la secreción de una serie de hormonas. A su vez, estas alteraciones hormonales repercuten en el organismo que ha de adaptarse a las nuevas condiciones ambientales, las cuales requieren de un mayor consumo de energía y provocan este cansancio en primavera.

    Síntomas de la astenia primaveral

    La astenia primaveral presenta unos síntomas característicos que pueden incluir:

    • Falta de energía
    • Problemas para dormir
    • Falta de concentración
    • Cambios de humor
    • Dolores musculares y articulares
    • Cansancio y somnolencia durante el día
    • Irritabilidad
    • Ansiedad
    • Pérdida del apetito
    • Cefaleas
    • Disminución de la libido
    • Falta de motivación

    Tratamientos para la astenia primaveral

    Actualmente no existe un tratamiento efectivo concreto para tratar la astenia primaveral. A pesar de ello, es posible minimizar los efectos negativos de este sueño de primavera acelerando el proceso de adaptación del organismo a los cambios del entorno a través de una serie de medidas:

    • Anticiparse al cambio horario adaptando la rutina progresivamente a la nueva hora antes de su establecimiento.
    • Llevar unos horarios de comida y sueño muy regulares.
    • Cuidar la alimentación.
    • Mantener una correcta hidratación.
    • Evitar el consumo de vitaminas. La toma diaria de un complejo vitamínico, más que aportar beneficios, puede perjudicar a la salud por un exceso de ciertas vitaminas ya que, si la dieta es la adecuada, el organismo tendrá las vitaminas que necesita.

    A pesar de no existir un tratamiento concreto, en caso de detectar alguno de los síntomas de este trastorno es recomendable acudir a una revisión con tu doctor de confianza del cuadro médico de los Seguros de Salud de Adeslas. Una revisión, te ayudará a asegurarte de que se trata de astenia primaveral y descartar una carencia nutritiva, anemia u otras anomalías.

    Alimentación para combatir la astenia primaveral

    Dentro de los tratamientos para la astenia primaveral, uno de los más importantes es el cuidado de la alimentación. La alimentación deberá adaptarse a las necesidades que las nuevas condiciones ambientales generan en el organismo: menos alimentos hipercalóricos y mayor presencia de frutas y verduras frescas en las dietas.

    Además de una dieta equilibrada, se recomienda hacer ejercicio regularmente, dormir un mínimo de 8 horas y reducir el estrés para ayudar a aliviar los síntomas.

    Ejercicios para mejorar los síntomas de la astenia primaveral

    A pesar de que la astenia primaveral suele desaparecer por sí sola en una o dos semanas, hay una serie de ejercicios recomendados para eliminar o reducir al máximo los síntomas.

    En primer lugar, es aconsejable realizar ejercicios de respiración profunda, es decir, llenar completamente los pulmones de aire, retenerlo durante unos segundos y soltarlo lentamente varias veces seguidas.

    Con respecto al cuidado de la mente, es recomendable hacer ejercicios de fortalecimiento de la positividad. Un estado de ánimo positivo ayuda a recuperar la voluntad y las ganas de realizar actividades enérgicas. Asimismo, es importante saber identificar las condiciones que nos generan malestar o estrés y poner en marcha estrategias para minimizarlas. La ayuda de un profesional puede resultar muy útil para aprender a realizar este tipo de ejercicios.

    Artículos de salud que te pueden interesar

    Todos los servicios Adeslas 2024

    ¿Tienes un seguro de Adeslas?
    Llámame el Lunes sobre las: